5 beneficios ambientales por los que debes andar en bicicleta

Ir a estudiar o al trabajo cada vez es más popular. Esto tiene una serie de beneficios: aire más limpio, una ciudad con menos ruido y menos tiempo para llegar a un lugar a otro cuando se trata de ciudades acaudaladas, son menos costosas, un ejercicio magnífico para el cuerpo y la mente. ¿Te animas a pedalear a la escuela?

No emiten toxinas y al mismo tiempo quemar calorías

Por cada kilómetro que recorres andando en bicicleta en vez de usar un auto, evitas la emisión de aproximadamente 300 gramos de CO2 (dióxido de  carbono). Y como si esto fuera poco, ir en bicicleta a todas partes da un extra de beneficios para la salud. En tan solo diez minutos de actividad a un ritmo menor a 16 km/h, una persona de aproximados 60 kg habrá quemado 40 calorías y una persona de unos 100 kg quemará casi 70 calorías en el recorrido.

Aire más puro

El dióxido de carbono de los automóviles también emiten otros gases de invernadero, sustancias que enlentecen la formación de la capa de ozono, hidrocarburos y miles de partículas finas que afectan a nuestro planeta. Los contaminantes como los óxidos de nitrógeno, el monóxido de cargo y el azufre limitan la fotosíntesis en las plantas, procesos que consumen dióxido de carbono y emiten oxígeno purificando el aire que utilizamos. Los restos de aceite y combustibles dejados por los autos se filtran al ciclo de agua en las tormentas, de esta forma también se contaminan las fuentes de agua.

Gasta menos dinero en combustible

Por lo general, los viajes en automóvil dentro de la ciudad en un automóvil, son de 5 kilómetros o menos, distancias que pueden ser fácilmente transitadas en bicicleta. Un recorrido de 5km sería el equivalente de una ida y vuelta de 25 cuadras, una distancia relativamente corta en la mayor parte de las ciudades. Los viajes a cortas distancias suelen ser los que más contaminan el ambiente, ya que el motor no se encuentra completamente aclimatado. Cuando el motor trabaja en “frío” requiere una mayor cantidad de combustible ya que el que quema no genera una buena combustión. Esto no solo afectara tu bolsillo, sino que aumentará la emisión de sustancias dañinas.

Menos costos ambientales ocultos

Incluyendo los efectos de la quema de combustibles fósiles, se encuentran los costos ambientales asociados a su manufactura, la infraestructura de caminería y la energía y materiales utilizados para la reparación de los automóviles. Según estadísticas recopiladas por la Federación de Ciclismo de Australia, un auto de al menos 30 mil dólares representa el volumen energético de 132 megavatios por hora, 41 toneladas de CO2 y más de un millón de litros de agua. A diferencia de las bicicletas, de una gama alta que requiere 50 veces menos energía y materiales: 2,5 MWh de energía, emite 0,75 toneladas de dióxido de carbono y requiere 20 mil litros de agua.

Una ciudad más limpia y más disfrutable

Son numerosas las ciudades que han comenzado a apostar por zonas libres de autos, con planes de infraestructura amigables a las bicicletas para disminuir la contaminación en el aire y reducir el tiempo que toma trasladarse. Con las bicicletas podrás evitar los molestos embotellamientos, un centro libre de autos ayuda a reducir la contaminación acústica, que las ciudades más pobladas están por encima de los 65 decibeles, nivel que supera el promedio recomendado por la OMS.  Iniciativas de bicicletas comunitarias se replican en todas partes del mundo, incluso en España, existen carriles exclusivos para los ciclistas.

Comenzar una Conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *