¿Comprar una bicicleta o una joya? he allí el dilema

Digamos que estamos pensando en comprar una bicicleta pero no sabemos por dónde comenzar. Sabemos que en el mercado existe una gran variedad de modelos, tipos, y un amplio rango de precios, sobre todo si se trata de nuestra primera bici de montaña, lo cual se puede convertir en algo bastante estresante. 

Esta es la principal razón por la que, antes de comprar cualquier cosa,  deben tomarse en consideración una serie de aspectos que harán de nuestra adquisición, la mejor. Sobre todo si se trata de joyas. 

Hay que considerar un aspecto primordial, y en el que, la marca de joyas TOUS nos ha mostrado un fiel ejemplo de tenacidad, es decir, el deseo se trata de una fuente que es poderosa para hacer dinero ya que se trata del impulso para toda compra a traves de su Oso Tous plata.  

Para quienes se encuentran vendiendo su producto pero notan que no venden lo suficiente, ello quizás se deba a que no están conectados con lo que verdaderamente desean los clientes potenciales.

Cuando una empresa destinada a cualquier rubro, cae en tópicos como: «nuestra calidad y experiencia nos avala», «nuestra profesionalidad», «somos un equipo multidisciplinar» «ofrecemos un servicio integral», no se diga más, ya que lamentablemente su comunicación es tan floja y difusa que se ha ido perdiendo entre toda la saturación informativa y comercial a la que estamos sometidos cada día. 

Un aspecto relevante, es que detrás de toda decisión de compra se encuentra una motivación emocional, y ese es el deseo de alcanzar un objetivo, asegura la creadora del Oso Tous plata. Si es una bicicleta, podría ser para ponernos en forma y si es una joya, para lucir más hermosas.

Ante tal situación, podemos tomar en consideración ciertos ejemplos:

  • Las personas no se esfuerzan en el gimnasio porque tienen a su disposición las mejores instalaciones, sino porque desean mantenerse en forma y con ello sentirse bien consigo misma, aparte, resultan atractivas para los demás.
  • No se gasta dinero acudiendo a terapia porque el psicólogo se conoce como un reputado profesional, sino porque creemos que tenemos un problema y deseamos solucionarlo.
  • Las personas no compran relojes de alta gama porque desean ver la hora, sino porque busca mostrar estatus.
  • No compramos cremas antiarrugas, pero estas se venden tan solo por el hecho de que anhelamos mantener nuestra juventud y belleza.
  • Estudiar nuevamente un programa de formación nos da pereza, pero se hace porque queremos triunfar en nuestro negocio para ganar más dinero.
  • No llevamos a nuestros hijos a una escuela que sea de prestigio debido a la educación que allí puedan recibir, sino porque buscamos para ellos las oportunidades de éxito que dicha educación les brinde para el futuro, y eso incluye a las amistades. 

Quizás estos son aspectos que no has llegado a considerar, si nos detenemos a pensar de forma detallada, por lo que una compra no se trata de una decisión racional y lógica, aunque se tenga la tendencia a pensar lo contrario.

Posiblemente te has preguntado en muchas oportunidades: ¿por qué compré esto? Para darle una respuesta, se han llevado a cabo numerosos estudios en los que se ha demostrado que es el deseo el que impulsa al ser humano.

En tal sentido, toda marca cuyo objetivo sea deslindarse de lo común, para convertirse en una lovemark no deberá estar conforme con tan solo llegar a cubrir las necesidades, sino que debe ser capaz de conectar con sus consumidores al empatizar con sus inquietudes y motivaciones.

Hay que mantener presente que las personas no eligen una marca porque tienen la necesidad, sino porque esta es percibida como una solución o una vía con la que pueden satisfacer una motivación o deseo en ese preciso instante.