Riesgos para la próstata, el ciclismo frecuente

Si somos hombres, posiblemente hemos llegado a pensar en cualquier momento que podría existir algún vínculo entre el ciclismo hecho de manera frecuente y el riesgo de desarrollar cáncer de próstata. En tal sentido, se ha realizado un nuevo estudio en donde se plantean inquietudes para quienes son ciclistas masculinos de larga distancia.

De acuerdo a los estudios, se encontró que los ciclistas que más a menudo montan pueden enfrentar un riesgo mayor para el cáncer de próstata. Aunque los resultados arrojados por el estudio no son conclusivos y al parecer solo han servido para echarle leña al fuego de un debate que ya se encuentra en curso.

Para ejecutar el estudio, participaron más de 5,000 ciclistas masculinos quienes formaron parte de una encuesta llevada a cabo entre el 2012 y el 2013. En ella, menos del 1% de los hombres reportaron que han sido diagnosticados con cáncer de próstata. Pero quienes montaban más horas sus bicicletas (más de 8.5 horas por semana), contaban con más probabilidades de presentar cáncer de próstata que el resto de los hombres.

De esos 498 hombres que montaban por más tiempo su bicicleta, 17 de ellos (3.5%) afirmaron que padecían de cáncer de próstata. De los que montaban menos, tres de cada 511 (el 0.5%) señalaron que tenían cáncer de próstata, de acuerdo a lo mostrado por la investigación.

No es tan sencillo para interpretar

Aunque existe este tipo de estudios, los ciclistas no deberían preocuparse, de acuerdo a los críticos del estudio, pues la investigación involucró a un número relativamente bajo de participantes, y la misma se encontraba basada en respuestas que eran anónimas vía Internet. Es más, este estudio no llega a probar que existe alguna conexión en la actualidad entre el ciclismo y el cáncer de próstata.

En si, la investigación señala que: “Como el estudio fue basado en la Internet, no hubo oportunidad para entrevistas ni para exámenes físicos, lo cual limita la habilidad para explorar más a fondo los diagnósticos reportados”. Quien se conoce es el autor principal del estudio, el Dr. Milo Hollingworth, que además es asociado de investigación en University College London, reconoció que tales resultados vienen a ser “difíciles de interpretar”.

Según Robert Puig, M.D., quien es urólogo y cirujano de cáncer de próstata afiliado con Baptist Hospital of Miami y South Miami Hospital: “El estudio no debe alarmar a los hombres que practican el ciclismo seriamente y que se mantienen en buena salud general”. Además insiste en que: “Todos los hombres deben mantenerse alerta acerca de los problemas con la próstata, y los hombres mayores de 50 años, o aquellos que estén enfrentando problemas causados por el ciclismo, deben consultar con su médico para hacerse los exámenes y estudios apropiados”.

Si bien es conocido, el ciclismo acarrea grandes beneficios para la salud, sea de manera frecuente o en compañía de otros ejercicios regulares que incluyan menos riesgo de diabetes, enfermedades cardiacas y derrames cerebrales, tales beneficios se encuentran mucho más establecidos que cualquier posible vínculo que pueda hacerse entre el cáncer de próstata, acotan los expertos médicos.

Algunas condiciones dolorosas que son asociadas con el ciclismo frecuente, suelen incluir la prostatitis, o irritación crónica de la próstata, padecimiento que puede ser incómodo y doloroso. Aunque ningún estudio ha podido comprobar que exista un vínculo entre la presión frecuente al momento de estar sentado en una bicicleta y el cáncer de próstata. Del mismo modo, los asientos de las bicicletas o “monturas” cuentan con la posibilidad de ser modificados con cojines o bien, redimensionados a fin de crear menos impacto en el área inguinal del hombre.